Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Bienvenidos a la Red Social Ambiental Ávila

En diciembre de 2008, con motivo de la celebración de los 50 años de la declaratoria de creación del Parque Nacional El Ávila, se creó la Red Ambiental Ávila, con el propósito de promover la conservación y protección permanente del Parque Nacional. En tal sentido, se busca establecer alianzas para el fortalecimiento de organizaciones de base, instituciones públicas y privadas, organizaciones no gubernamentales y otros grupos que trabajan por la conservación, investigación, monitoreo, acopio, generación y gestión de información ambiental, social y económica para fortalecer la planificación ambiental y el manejo adecuado de la base de conocimientos para la difusión, apropiación y disfrute de los valores ambientales existentes garantizando la protección permanente del Parque Nacional El Ávila. Estas páginas están abiertas a quienes puedan colaborar difundiendo su conocimiento sobre el parque, para hacerlo parte del bien común. Los Editores.

Nota de Duelo: Adiós a Bruno Manara, insigne botánico de Venezuela

 

 
La Comunidad Botánica y naturalista de Venezuela está conmovida por el fallecimiento del maestro 
Bruno Manara
 
Originario de Verona, Italia, nace en 1939. Se traslada a Venezuela a mediados de los años 50, en donde se quedó por el resto de su vida. Graduado en Castellano, Literatura y Latín en el Instituto Pedagógico de Caracas y Licenciado en Letras egresado de la Universidad Central de Venezuela, el eterno Caminante, Amante e Investigador de la Naturaleza en el Cerro El Ávila “Waraira Repano” y de muchos otros bosques del país.
 
Nos embarga la tristeza, no hay palabras para una partida inesperada, nos deja un gran aporte, tenía mucho por seguir ofreciendo y mucho por seguir dibujando, quedaron pendientes varios proyectos en el área ambiental, sin embargo, nos queda su legado en las magnificas y agradables publicaciones sobre las plantas y animales de Venezuela, en particular de El Ávila y sus famosos Dibujos Botánicos, excelentes por sus detalles, realismo y calidad, a los que les dedicaba gran parte del tiempo en el Herbario Nacional de Venezuela (VEN), dibujos solicitados por investigadores botánicos nacionales y extranjeros, entre muchas de las publicaciones donde aparecen sus dibujos se destacan los distintos volúmenes de la Flora de Venezuela, la Flora de la Guayana venezolana y el Libro Rojo de la Flora venezolana, labor a la que se dedico desde el año 1977 hasta nuestros días.
 
En unos de los tantos reconocimientos que se le hicieron al Profesor Bruno, Sven Nehlin+ reseñó lo siguiente: “Bruno Manara emprendió su oficio de dibujante de la naturaleza viva en los años 60, en el Jardín Botánico de Caracas-UCV. El primer encargo que recibió fue ilustrar la Flora del Ávila, y con una cámara prestada complementó los dibujos que le había asignado el Dr. Julián Steyermark en conjunto con Otto Huber, trabajo que salió publicado en el año 1978”.
 
El Profesor Bruno, se dedicó toda su vida a la enseñanza del latín para Botánicos y Biólogos tanto en la Fundación Instituto Botánico de Venezuela, como en la Facultad de Agronomía de la UCV, en Maracay, instituciones en donde asesoró a varios taxónomos en la realización de las descripciones en latín en las publicaciones de diversas especies de plantas nuevas para la Ciencia.
 
Tomado de http://botanicaenvenezuela.blogspot.com/
Recopilación realizada por: Yaroslavi Espinoza F.
Ilustrado por Irene Fedón y Jesús Hernández. 
05/09/2018.

 
 
-

 Un proyecto de Carlos Rivero Blanco para proponer y difundir el uso de ciertas TIC en los parques nacionales, con la finalidad de asistir en la interpretación ambiental y la orientación del visitante en cuanto a los recursos naturales y culturales de los parques.

Por Genaro Solé Sempere

En estos días de Enero, con poco tráfico, pocas nubes y un cielo de azul impecable, me voy al trabajo por la Cota Mil.

El Ávila es una ola gigante de optimismo bramando su energía, siempre a punto de bañar la monstruosa metrópoli a sus pies, que se antoja agresiva y vil. 

Algunos insisten en llamar al Cerro El Ávila "Waraira Repano", un dudoso invento panfletario en honor a las "voces originarias", que alguien sacó del bolsillo sin mucha suerte. Pero en los ecos de mi infancia, es "El Ávila" la sonoridad que despierta vivas emociones. Cuando mis ojos recorren su perfil, siento lástima por todos aquellos Caraqueños que no lo perciben como un privilegio, y siento rabia por los que hoy permiten su grosera invasión.

Algunas tardes, aun sabiendo que hay más tráfico, regreso a mi casa bordeando El Ávila con el sol en la espalda. En una ciudad sin memoria donde ciudadanos indolentes parecen vivir de paso, El Ávila es un cuadro de hermosura inimitable, la tregua en un lienzo de esperanza, armonizando con los resquicios de una añorada ciudad, en la que algunos hurgamos hambrientos de belleza.

Más de 6000 participantes de más de 170 países se reunieron en el Congreso Mundial de Parques 2014 de la UICN en Sídney, Australia. Al tiempo que reconocimos a los custodios tradicionales de la tierra donde nos reunimos, celebramos una enorme variedad de formas inspiradoras de responder a los retos que enfrenta nuestro planeta, por medio de enfoques de áreas protegidas que respetan y conservan la naturaleza a la vez que benefician la salud y bienestar humano. Reconocimos que es fundamental reencontrar el equilibrio en la relación entre la sociedad humana y la naturaleza, y que los ecosistemas y la variedad de vida que encierran son indispensables para nuestra existencia, identidad cultural y espiritual, economías y bienestar.

Desnudo en La Selva, es el nuevo libro publicado por Charles Brewer Carías que está dedicado a mostrar cómo sobrevivir en la selva.


El año 1958 es de singular importancia para los parques nacionales y particularmente para el Servicio de Parques Nacionales Venezolanos por cuanto ese año se declaran Guatopo, en los Estados Miranda y Guárico; y El Avila, en el Estado Miranda y el Distrito Federal, como los parques pioneros de la democracia.

Los parques Nacionales vecinos a la ciudad capital son dos: el Parque Nacional El Ávila y el Parque Nacional Macarao. 



Los Monumentos Naturales se crean con el fin de conservar un objeto específico o una especie determinada de flora o fauna declarando una región, un objeto o una especie aislada, monumento natural inviolable excepto para realizar investigaciones científicas debidamente autorizadas, o inspecciones gubernamentales.


Los parques nacionales son entidades administrativas de la nación que permiten preservar y proteger ecosistemas importantes como arrecifes coralinos, manglares, costas, lagunas costeras, selvas, páramos, llanos, tepuyes y otros, salvando nuestro patrimonio. Su primer objetivo es el de salvaguardar paisajes naturales, al igual que mantener áreas prístinas como fuentes hídricas, proteger a la fauna y a la flora autóctona del país y reservarlas  legalmente con el objeto de que sean disfrutadas por todo el que lo desee.

 Según nos relata el Ing. José Rafael García, pionero fundador del sistema de parques nacionales de Venezuela, en el país, la gestión de un sistema de parques nacionales comienza a tener vigencia a partir del 13 de febrero de 1937, fecha en la cual, por iniciativa del insigne naturalista y hombre de ciencia Henri Pittier, se declara la región de Rancho Grande, en la Cordillera de la Costa, como el primer Parque Nacional del país, bautizado con el Nombre de “Rancho Grande”. 

La Red Ambiental Ávila, a través de sus actividades, pretende: 

top