Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Edilia C. de Borges

Caracas es una ciudad privilegiada, está arropada y protegida por el Parque Nacional El Ávila como coloquialmente le decimos los que lo amamos y visitamos todos lo días, ya sea para ejercitarnos, divertirnos, caminarlo o simplemente para comenzar bien el día, que es una buena y saludable actividad.

Edilia nuestra activa colaboradora nos habla de la quebrada Chacaíto, uno de los rincones del Avila que con más frecuencia visita.

Caracas es una ciudad privilegiada, está arropada y protegida por el Parque Nacional El Ávila como le decimos los que lo amamos y visitamos todos lo días, ya sea para ejercitarnos, divertirnos, caminarlo o simplemente para comenzar bien el día, que es una buena y saludable actividad.

Esa quebrada, en si misma tiene muchísimas cosas atrayentes, su clima, el paisaje, el silencio, la libertad, su flora, su fauna, aunque esto es mas difícil de ver ya sea porque están durmiendo o se esconden, sin embargo los pico-e-frascos, los querrequerres, las guacharacas y algunas otras aves siempre se asoman curiosas, al paso del caminante.

Una de las cosas que me llama mas la atención es el agua que abunda por todas partes, tan fresca y pura que una la bebe en los Puestos de Guardaparques, con confianza y sin temor.

Pero ¿De dónde viene esta agua?...Bien, es la llamada quebrada Chacaíto y sus manantiales están muy arriba, a 2.300 m.s.n.m., específicamente en un lugar llamado Lagunazo, a donde es fácil llegar caminando aún con poco entrenamiento, ya sea desde el propio Galipán, 

desde Sabas Nieves caminando la fila de la montaña hacia el Oeste, o desde la estación Ávila del teleférico, caminando la fila hacia el Este. El nombre Chacaíto se relaciona al cacique Chacao un cacique local que luchó contra los conquistadores. Tiene la quebrada también importancia política ya que es el límite físico y político entre el Distrito Federal y el Edo. Miranda.

A partir de un sitio llamado Boquerón la quebrada penetra y coincide hasta llegar al valle con la falla geológica “Humboldt o Los Palos Grandes” y dicen los expertos que esta falla es causa de los “movimientos que a veces sufre la capital y causan tanto daño (el último fue el 29.7.1967). La quebrada se precipita por muchos saltos y cascadas, y se encajona entre altas y empinadas paredes laterales de piedra que conforman un angosto pasadizo para el agua.

Su cauce deja ver grandes piedras que llegaron allí luego de eventos, catastróficos formando grandes pozos , ideales para el baño, con agua cristalina y fresca. Ideal para darse un chapuzón luego de una caminata larga y calurosa.

ECB

 

 

 

top